Blog Programa de Profesores Visitantes

Viajar casi gratis en Estados Unidos

29 abril, 2024
Viajar casi gratis en Estados Unidos

El artículo de hoy se va a salir un poco de la tónica del blog, porque hoy no voy a hablar de educación a ninguno de los lados del charco. Sí que voy a mencionar un tema que interesa mucho a los y las participantes en el programa de Profesores visitantes, y es cómo viajar casi gratis por EEUU. Sin hacer trampa, sin estar pendiente de que bajen los precios online y sin pedir un préstamo, ojocuidao, que eso no es gratis y se paga luego.

Los verdaderos expertos en cómo ahorrar son Alberto Pellicer y Alejandro Zapico, que tienen una newsletter donde cuentan todo tipo de trucos. Pero yo puedo hablarte desde mi experiencia, para que lo tengas en cuenta cuando llegues, porque ojalá haber sido consciente de esto cuando estuve en California (aunque entonces estas cosas no existían, que ya hace —madre mía— 25 años desde mi primer curso allí).

VIAJAR CASI GRATIS EN EEUU

Tarjetas de crédito

A mí el tema de las tarjetas de crédito siempre me ha dado miedo, sobre todo en este país, donde todo el mundo las usa como si fueran parte de su sueldo y terminan con unas deudas astronómicas porque el interés supera el 20% y solo pagan el mínimo.

Los europeos tenemos tendencia a no usar crédito a no ser que sea una compra grande, como el piso o un coche, y quizás pagamos a plazos algo puntual, pero no recuerdo a mis padres usar una tarjeta de crédito en la vida.

Pero aquí son la mejor manera de viajar casi gratis. Piensa en los puntos de la Travel, multiplica por 1000, ahora ponlo al cuadrado y te harás una idea de las ventajas que tienen a este lado del charco.

Ojo, no vas a conseguir una tarjeta de crédito nada más llegar. Aquí no tienes historial, no te conocen, no saben si tienes deudas, si eres de fiar. Espera al menos seis meses antes de pedir una primera tarjeta y haz que sea una tarjeta prepagada; el banco aparta un dinero de tu cuenta que puedes gastar con la tarjeta de crédito, y entre eso y tu historial de pagos (el alquiler, el gas, la luz) vas haciendo crédito.

Tener un contrato con una entidad como un distrito escolar también te va a ayudar. Ignora siempre todas las ofertas que te harán en tiendas varias para que te saques su tarjeta de crédito porque cada vez que pides una, la entidad tiene que comprobar tu crédito y eso actúa en tu contra.

No hay manera de saber cuándo el banco te aceptará para una tarjeta de crédito «de verdad», porque cada caso es un mundo. He visto a gente conseguirla el primer año de estar aquí y otras tardar tres años. Lo lógico es que al principio te den una básica, que suele devolver cashback o un porcentaje de tus gastos que acaba sumando. Una vez te dan la primera, empezarán a llegarte ofertas en el buzón. Elige bien, porque cada vez que pidas una y no te la den, te será más difícil por lo que te he dicho antes (cada vez que una entidad comprueba tu historial de crédito, pierdes puntos).

En mi opinión y en la de mucha gente, para viajar casi gratis en EEUU la ganadora incontestable es Chase Sapphire. El mantenimiento son 95 dólares al año, pero te ahorras mucho más que eso si la usas para viajes. Cuando la recibes, necesitas gastar 4.000 dólares en 3 meses para recibir unos 60.000 puntos que se traducen en casi 700 dólares para viajar (es mucho, sí, pero puedes hacer lo de  «pago yo y me hacéis un Bizum» para conseguirlo sin agobios). Dentro de la aplicación tienes tu pequeña agencia de viajes donde puedes coger vuelos, hoteles e incluso alquilar coches, pero la mejor parte es que sus puntos son transferibles. ¿Necesitas Avios para conseguir un viaje con Iberia? Puedes transferir puntos de la Sapphire a la cuenta de Iberia, tantos como necesites. Lo mismo con otras aerolíneas y empresas.

Si tus gastos están relacionados con viajes, cada dólar gastado se multiplica por dos o tres. Así, 100 dólares en hoteles son 200 puntos, o 300 si es con una cadena concreta. Lo mismo pasa con la gasolina y con algunas empresas, que te pueden dar x3 en tus gastos.

Eso sí: POR FAVOR TE LO PIDO, mantente alerta para que no se te acumule la deuda y paga el total cada vez. El interés es salvaje, así que no se te ocurra gastar dinero que no tengas pensando en pagar algo a plazos. El objetivo es ahorrarte cientos de dólares en vuelos a España con esta tarjeta y volar totalmente gratis en vuelos continentales cargando solo los gastos fijos de tu día a día en esta tarjeta, no usarla para comprar un coche nuevo.

Una vez la tienes, Chase te da un enlace para invitar a gente (que es el que te estoy poniendo yo). Vale, sí, le estás haciendo el marketing a uno de los bancos más poderosos de EEUU, pero que tú no te lleves tajada no va a hacer que se hunda, así que hazlo sin miedo. Por cada persona a la que acepten a través de ese enlace y gaste el dinero que se tiene que gastar al principio para que le den los primeros puntos, tú te llevas 10.000 puntos.

Eso, traducido en viajes, son unos 125 dólares para gastar en hoteles o vuelos. Con los 60.000 puntos que te dan al principio, puedes conseguir un vuelo trasatlántico si lo pillas con antelación.

Como ves, los 95 dólares se recuperan pronto.

Aparte de las tarjetas de bancos propiamente dichos, tienes las tarjetas de las aerolíneas. Todas están ligadas a un banco, claro, ya sea Citi, Discover o Bank of America. La que yo conozco es la de American Airlines. Funciona como la Sapphire, pero sus puntos solo valen para comprar vuelos con AA. Todas las compañías tienen la suya (Delta, Alaska Airlines, South West, incluso las horrendas Frontier y Spirit a las que no te recomiendo acercarte ni con un palo porque hacen que Ryan Air parezca de lujo).

Si vienes sola, no te aconsejaría más de dos tarjetas de crédito, y vas a tener que centrar tus energías en una u otra según lo que quieras conseguir porque no vas a gastar tanto como para sacarle muchos puntos a ambas.

Con la tarjeta de American Airlines consigues millas. Cuando compras billetes con la compañía American Airlines (más cara, pero mucho más fiable a la hora de puntualidad y de lidiar con ellos con cualquier problema), también consigues puntos. Esos puntos caducan y tienes que conseguir al menos 40.000 en un año para poder cambiar de categoría y viajar, por ejemplo, en business sin pagar un duro extra. Pero para una persona que viene sola es dificilísimo, a no ser que seas la encargada de los gastos en cada viaje de grupo que hagas (y que luego te paguen su parte por transferencia). Es difícil acumular puntos y se necesitan muchas millas para los vuelos, pero si consigues una oferta o las acumulas durante años, puedes conseguir un billete de ida y vuelta a España en un asiento cómodo por, literalmente, 11 dólares. Mira bien la letra pequeña y cuánto te cobran por ella; la mía, por ejemplo, no tiene ninguna carga anual.

Home Exchange y Trusted Housesitters

Si estás hasta las narices de pagar un ojo de la cara cada vez que buscas hoteles, estas dos páginas pueden ser tu salvación. Ambas tienen una subscripción anual, pero con una sola noche que encuentres ya lo habrás amortizado (alrededor de 130 euros al año para cada una cuando escribo esto). No todo son ventajas, pero son una herramienta muy interesante para viajar casi gratis por EEUU y por el mundo.

Home Exchange es justamente lo que su nombre indica: intercambio de casas. Tú pones la tuya, con sus fotos y todo lo que quieras incluir para hacerla más llamativa, y puedes hacer intercambio con cualquiera en la red. La gracia está en que no tienes por qué dejar que vengan a tu casa, puedes tenerla en oculto y usar los guest points que te da la aplicación cuando te inscribes. Lo malo es que no todo el mundo acepta esos puntos, están más interesados en intercambios, y a veces cobran un plus de limpieza cuando los usas. Asegúrate de tener una copia de tu DNI o pasaporte para que verifiquen tu identidad y así llegar a más casas. Aunque al principio me chocó, tiene sentido que quien te va a dejar su casa sepa quién se va a meter en ella.

Trusted Housesitters es una página donde gente con mascotas busca a alguien que se las cuide mientras viajan. No es muy útil si estás planificando algo con fechas exactas a una zona muy concreta, porque dependes de las fechas de la otra persona, pero puedes encontrar cosas interesantes.

Ojo, lee bien lo que piden de ti porque hace unas semanas encontré una que quería que recogieran las aceitunas de sus olivos y paseara a sus tres mastines por separado durante una hora al día (ojalá bromeara). Es perfecto para gente que quiere retirarse unas semanas a escribir o pintar, o que trabaja desde casa y quiere un cambio de aires, pero igual no te viene demasiado bien si quieres pasar el día fuera de casa.

Por supuesto, en ambas plataformas pasa que, cuanto más bonita la casa, más competitividad hay. Mi consejo es que escribas, preguntes y digas todo lo que tú ofreces y por qué deberían dejarte su hogar a ti. Vas a tener que llamar a muchas puertas y recibir muchas negativas, pero puedes ahorrar un pastizal como tengas un poco de paciencia. Será mucho más cómodo que quedarse en un hotel y tendrás hasta cocina para hacerte el desayuno.

Todo suma, y tanto las tarjetas como las plataformas de intercambio de casa pueden usarse desde cualquier parte, así que te animo a probar para poder viajar casi gratis por Estados Unidos… y por el mundo.

(Por cierto: Ni los bancos ni las plataformas que te he descrito aquí me pagan, pero sí hay enlaces de afiliados, lo que significa que consigo puntos si te dan una tarjeta o te suscribes a la plataforma sin que a ti te cueste ni un duro de más).


¡Espera, no te vayas todavía!

Si has venido al blog buscando información sobre el Programa de profesores visitantes, puedes recorrerte todas las entradas de esta sección buscando lo que te interesa o puedes hacerte con esta guía. En ella encontrarás todas las entradas del blog, actualizadas y con sus correspondientes enlaces, pero también artículos nuevos que te van a ayudar a tomar la decisión de embarcarte en esta aventura y con muchos aspectos de la vida en EE.UU. una vez estés aquí. Solo está en ebook para que puedas aprovecharte de los enlaces y para poder mantener el precio lo más bajo posible y así llegar a más gente. 

Como siempre, gracias por estar ahí. Gracias por leer.

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply