Sobre mí

img_1882Decirte que soy Ruth Ibáñez Ámez probablemente no te diga nada, así que permite que me describa: profesora, escritora, friki de las series y de cualquier buen libro (rindo pleitesía a Julian Barnes y Zadie Smith),  adicta al café (aunque no debería) y cuyo sueño secreto es convertirse en Lorelai Gilmore (sin lo de tener una hija a los dieciséis, que ya llego tarde) o Veronica Mars, pero en moreno. Adoro la ficción, devoro libros, películas y series, y suelo pasar una buena parte del día encerrada en mi cabeza con personajes que son más reales que los que me rodean. Algunas veces los describo y hasta les creo historias. En 2016 incluso publiqué una, qué cosas.

En 1999, siendo una mocosa de veintitrés años, hice las maletas y me marché a trabajar a California, donde pasé siete fantásticos años dando clase en un pequeño pueblo en el interior del estado. Esa experiencia me marcó de por vida y me moldeó en lo que soy hoy en día, y en ningún sitio está esto más claro que en lo que escribo e imagino. No solo me he formado como profesora en dos países que son mucho más distintos de lo que parecen a simple vista, sino que he hecho acopio de historias, personas, situaciones y vivencias que me van a dar para rato. Mi primera novela, Armarios y fulares, es un claro ejemplo de ello. 

Cuando no estoy viviendo en mi mundo imaginario ejerzo de profesora de primaria, normalmente de inglés, aunque desde 2017 estoy de directora en un colegio de Primaria e Infantil en Vitoria-Gasteiz, mi ciudad natal. Llevo en la brecha desde 1997 y, como la experiencia es un grado, en 2018 publiqué un libro con Plataforma Editorial titulado Profe, una pregunta en el que demuestro que no he aprendido nada en más de veinte años ejerciendo. 

A pesar de que soy bastante más introvertida de lo que me gustaría (será el gen de escritora, que obliga a pasar mucho tiempo sola), me encanta conocer gente, así que por favor no te vayas sin saludar. Estoy en Twitter y Facebook, y puedes mandarme un email a contacto@ruthibanez.com; también, por supuesto, puedes comentar en el blog, que me hará una ilusión tremenda. Si algo de lo que comparto te sirve, ¡úsalo! Y si te arranca una sonrisa, ¡dímelo!

No Comments

Leave a Reply