Blog Escribir en el aula

Describir un personaje

27 noviembre, 2017

Hoy, en vez de daros consejos o ideas sobre qué puede funcionar en una clase, os traigo un ejemplo de una lección que he dado hace unos días. Como veréis, es la cosa más sencilla del mundo, pero para ser la primera vez que lo hago con este grupo he quedado muy contenta con el resultado. Se trata, simplemente, de describir un personaje. Algo fácil, ¿verdad? Todo el mundo ha descrito alguna vez a alguien.

No necesariamente, si tienes once años. Y contestad con sinceridad: ¿cuándo describisteis a alguien por escrito por última vez?

Es un detalle, pero ¿a que ya no es lo mismo?

El libro de texto que usamos en clase es del año catapúm y lo odio a muerte, así que, aunque me sirve de guía (porque es imposible llevar la dirección de un centro y montarte una programación de lengua con materiales hechos por tu cuenta), lo modifico y hago un poco lo que quiero con él. En la unidad que estamos trabajando ahora se les pide que escriban un cuento así, sin anestesia ni nada, sin haber trabajado antes las distintas partes de un relato. Peor todavía: pretenden que la clase entera escriba un solo cuento, que llegue a un acuerdo para escribir una sola historia. Entre todos y todas.

Yo grito de dolor solo de pensarlo.

Escribir es una de las cosas más íntimas que existen, al menos para mí. No digo que en cursos bajos (hasta cuarto de primaria, quizás) no se pueda hacer en grupo, pero a partir de cierta edad es algo que se trabaja mejor en soledad (y si eres introvertida, ya ni te cuento). Me imagino a mí misma cuando era pequeña escribiendo en grupo, y de verdad que no me puedo imaginar cuál sería mi respuesta.

Bueno, sí: haced lo que queráis, que cuando llegue a casa voy a escribir yo mi propia versión.

(También imagino la de mis compañeras: “Hala, Ruth, escríbelo tú, que ya pondremos nuestro nombre junto al tuyo cuando acabes”. Me gané la fama muy rápido, qué le vamos a hacer).

Lo que sí se puede hacer en grupo es practicar. Mostrarles lo fácil que es mejorar una descripción sosa y con poca imaginación con un sencillo ejercicio, y eso es lo que os traigo hoy: instrucciones para describir un personaje en tres sencillos pasos.

Esta primera versión la hicimos en grupo. Yo me senté al ordenador y fui escribiendo lo que ellos y ellas me dictaban, manteniendo mis juicios al mínimo, sobre todo al principio. En una clase anterior hicimos un listado de personajes de libros que todos y todas conocieran; una niña la apuntó y yo hice copias para toda la clase. Para este primer ejemplo elegimos a Greg (el de “El diario de Greg”) porque es un personaje que conocen bien.

1. Identifica sus atributos

Lo primero fue sencillo. ¿Cómo es Greg? Como yo no me había leído el libro, transcribí lo que me dijeron sin dar una sola instrucción. Hubo debate en el aula, no todo el mundo estaba de acuerdo con todos sus atributos, pero al final completaron esta lista:

Como veis, nada del otro mundo. No está redactado, y lo único que les pedí fue que agruparan la descripción en dos bloques: físico y personalidad. Al terminar pasamos al siguiente punto.

2. Primer borrador

Doy clase en un sexto de primaria. No sería justo decir que son mayores, pero tampoco son tan pequeños como para que su edad y su experiencia sean excusa para no saber qué es un primer borrador. Lo entienden como escribir en sucio, pero no como algo que es mejorable, algo a lo que se le puede añadir cualquier cosa después. Para ellos, escribir hay que hacerlo bien desde el principio. Una vez escrita la frase, contrareloj y corriendo, hay que entregar el examen.

No es culpa suya, claro, ni siquiera de las profesoras que han tenido. Tenemos tendencia a querer escribir bien a la primera, y eso, cuando no lo has hecho nunca o lo has hecho poco, es muy difícil. (Y cuando lo haces a menudo, también. El primer borrador siempre es una mierda). A esta altura del ejercicio no lo llamé primer borrador. Simplemente les pedí que pusieran en forma de párrafo las características que habían escrito antes. El resultado fue este:

No está mal, ¿no? Tienen once años y no han escrito en su vida, ¿qué esperabais?

Pues mucho más, claro. Como yo.

3. Vamos a mejorarlo

Mis alumnos y alumnas son lectores voraces. Una cría, en concreto, se leyó un libro de quinientas páginas en una semana, y no era precisamente un libro sencillo. Saben distinguir una frase “bonita” de una frase que psé, saben qué les gusta y qué no. Así que les animé a que lo hicieran con este texto.

¿Cómo le daríais gracia? ¿Qué técnicas podéis usar? ¿Con qué o quién compararíais a Greg? ¿Os atrevéis a usar una metáfora en esta descripción? (Sí, sabían lo que era una metáfora, CASI LLORO). Hubo debate, hubo conversación, hubo risas, hubo ganas de escribir. Yo me limité a hacer de moderadora y transcribir, ellos y ellas hicieron el resto.

(También es verdad que es un grupo muy pequeño. Muy, muy, muy pequeño. Con una docena de niños y niñas se pueden hacer maravillas. Tanto flipped classroom y tanta leche, ¡reducid la ratio, leñe!).

El resultado sigue sin se Shakespeare, pero teniendo en cuenta que lo hicimos en una clase de cuarenta y cinco minutos no está mal, ¿no?

Ahora, sin red

Después de la demostración con todo el grupo vino el ejercicio en sí. Los puse en parejas y les pedí que eligieran un personaje de la lista que habíamos hecho el día anterior. Las instrucciones eran “sencillas” (nada es sencillo cuando se trata de dar instrucciones en clase, nunca en primaria): tenían que repetir el proceso que acabábamos de hacer. Primero, una lista de atributos; después, una descripción simple, y por último mejorarla.

Pero entonces, ¡ay!, surgió el dilema.

—Ruth, es que ahora que sé hacerlo bien ya no me sale la sencilla. En vez de decir que tiene los ojos brillantes he escrito que “sus ojos brillan como las estrellas de la noche”. ¿Vale así?

Y Ruth, levitando cual angelillo enajenado, con la sensación de haber cumplido el objetivo y hablando de sí misma en tercera persona, le dio permiso al zagal para pasarse al tercer paso sin pasar por el segundo.

¿Conoces alguna actividad que te guste especialmente para trabajar la escritura en clase? 

¡Compártela!

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply